martes, 24 de octubre de 2017

LA PRUEBA IRREFUTABLE DE QUE LOS SECESIONISTAS CATALANES HAN PERDIDO LA BATALLA DE LA OPINIÓN PÚBLICA



Seguidamente, voy a demostrar -sin posibilidad alguna de refutación- que los seceSionistas catalanes han perdido la batalla de la Opinión Pública. Es decir, reto a que, si eres independentista catalán, seas capaz de llegar hasta el final de este artículo y que tu boca sea capaz de articular algún razonamiento lógico que refute lo que voy a decir a continuación (y que no sea un insulto, fruto de la desesperación). Primero de todo, tendrás que reconocer, amigo independentista catalán, que esta batalla (en realidad, todas las batallas en la era de la sociedad de masas) se libra en el campo de la Opinión Pública, pero ya no en el campo nacional-local, sino en el internacional. Estamos de acuerdo, ¿verdad?; aquel que logre convencer a la Opinión Pública internacional de que representa el Bien, verá su postura apoyada y, con ello, ganará esta batalla política.

Es evidente que una parte de la disputa se libra en Europa, donde se hablan el francés, el alemán y el inglés (entre otros idiomas), y ahí es evidente que ambas partes pueden hacer proselitismo, pero la batalla por la Opinión Pública se vive, sobre todo, en el ámbito cultural natural de los catalanes, que es, paradójicamente, Hispanoamérica. ¿Y en qué lengua se libra esta batalla? En español, claro está.

En la lengua que, según este cuento de terror, ha causado el conflicto; la lengua que sirve para comunicarse con 580 millones de personas ha sido, según los manejadores de este conflicto, la causante de esta “histórica opresión”. Y ahora resulta que “el arma homicida” se debería convertir en el arma de liberación de este supuesto pueblo catalán oprimido: ¿van a utilizar el castellano para convencer a los hispanohablantes de que la opresiva lengua que ellos hablan ha sido el motivo de su independencia? Absurdo, ¿verdad?

¡Al seguir utilizando el catalán para convencer a la opinión pública internacional, se quedan limitados en su propio territorio, sin posibilidad de extender su “verdad”!

Por supuesto, alguien me podrá replicar que todos los independentistas catalanes hablan perfectamente la lengua castellana, lo cual es rigurosamente cierto, pero yo les replico (porque lo estoy viendo en Facebook) que, al haber asimilado que el español es una lengua “opresora”, tienden a hablar en catalán en las redes, lo cual disemina su mensaje ¡entre los ya convencidos! ¡Porque hablando en catalán no van a convencer a ningún hispano, ni de Hispanoamérica ni, por supuesto, de España! Es decir: su mensaje se queda en la minoría, en la aldea, no se extiende por el mundo.

Pues eso: al final el mentiroso acaba siendo derrotado por su propia mentira. La lengua española, que era la “mala de la película”, al final va a poner en evidencia al mentiroso.

Si utilizan la lengua española, faltarán a sus principios porque sostienen que es una “lengua opresora”, y si no la utilizan, pierden la partida de la Opinión Pública.

Jaque Mate.

(Visto en http://www.rafapal.com/)

EL CARÁCTER REACCIONARIO DE LA REVUELTA



Necesitamos un cronista avezado, buen conocedor del valor de los adjetivos, un George Orwell, el mismo de 1984, para seguir puntualmente la transformación de las palabras. ¿Por qué las expresiones "libertad", "fascista", "derecho a decidir", entre otro puñado, se han ido convirtiendo en boca de los adalides del independentismo catalanista en algo que les ha retirado su significado primigenio? Han dejado de ser lo que eran para devenir un instrumento mucho menos inocuo de lo que creen sus actuales albaceas, hasta el punto de servir de arma arrojadiza, nada pacífica, porque en el momento en el que alguien se atreve a discrepar de esta forma torticera de manipular las palabras, desde ese mismo momento hay que arrostrar el insulto. Y resulta que una palabra ayuda a entender pero la agresividad que otorga un calificativo te obliga a simplificar y por lo tanto a inventarte un enemigo.

Cuando alguien te califica de fascista porque no piensas como él, estamos en territorio del enemigo y somos sujetos de la voluntad de los fascistas que monopolizan el lenguaje. Pasamos pues a la categoría de adversarios, a los que se debe intimidar para que no rompan la unidad de la secta.

El deterioro del imaginario fascista, de su sentimentalismo agresivo, ha llevado a un fascismo disfrazado de progresismo que basta con arañar un poco su superficie, por ejemplo disintiendo, para que aparezca en su auténtica faz. O lo que es lo mismo, no asume que es un fascista violento que si pudiera te machacaría la cabeza o te desterraría, pero que se lo impide la exigencia previa de arrebatarte los derechos que has conseguido tras muchos años de pelea y que en Cataluña no garantizan los voceros, ni los logreros, sino una legislación que tratan de menoscabar.

Estamos a los pies de los caballos, y los jinetes dictan sus consignas de obligado cumplimiento. O eso o callarse en público, porque expresarse no sería manifestación de libertad sino colocarte en territorio enemigo. Es sorprendente la cantidad de adversarios que el catalanismo ha fabricado en un lapso de tiempo tan breve como la creación de un imaginario que creíamos arrinconado en las covachuelas de la ciudadanía. Nació un relato, que es como se llama ahora a la manipulación de la realidad. De ahí que éste sea el momento estelar de los mediocres convertidos en narradores con influencias, porque sin saber escribir, ni leer, ni pulsar la realidad, se han constituido en "autores de relatos". Así, como suena.

Se ha impregnado de tantos relatos a una realidad incontestable que no sólo se han cambiado el significado de las palabras sino que hay una transmutación de valores. Llamar una revolución a lo que está sucediendo en Cataluña es una frivolidad de gente acostumbrada a no mirarse en el espejo de la evidencia.

Una revolución requiere una lucha contra los poderes establecidos, un giro copernicano en el equilibrio de clases, cuando no la ruptura con las convenciones existentes. En definitiva, un cambio en las estructuras de poder. Lo que está pasando en Cataluña es una revuelta dirigida por los mismos que llevan detentando el poder desde hace décadas, se diría que casi eternamente. No hay revoluciones de los jefes contra los indios, aunque en ocasiones los jefes se arroguen la capacidad de revolucionarios pagados con fondos del mismo Estado que ellos pretenden suplantar.

Bastaría con detenernos en el papel que juega la Iglesia en esta Cataluña de la revuelta. Una Iglesia siempre atenta a conservar su hegemonía ideológica y económica. O los bancos que trasladan sus centros operacionales "provisionalmente" fuera del territorio, los primeros antes de que pueda afectar a sus beneficios. En los juegos de estrategia la banca siempre gana, le ocurre como a los políticos mesiánicos que se atienen a los principios de Marx, Groucho, de si no gustan al consumidor ya se prepararán otros nuevos. Pero la sangría económica de esas novecientas empresas que huyen de la quema son para Cataluña una prueba más de ese carácter de revuelta acaudillada por las clases funcionariales que ven amenazadas sus contrataciones blindadas.


No es extraño contemplar a los revoltés, que han saqueado los fondos públicos, planteando como primera tarea de un supuesto Estado independiente la de concederles, a ellos y a sus socios y cómplices, una amnistía. Porque no robaron, aseguran, sino como diría Marta Ferrusola: han repartido los beneficios entre los catalanes buenos para que no se los llevara el Estado opresor y sin alma, extranjero y ajeno a nuestras esencias.

Gregorio Morán
(Visto en http://www.elespiadigital.com/)

CARTA A LOS QUERIDOS GOBERNANTES DEL PLANETA


lunes, 23 de octubre de 2017

ARTÍCULO 155: DEL "VOTAREMOS" DE LOS HUNOS AL "VETAREMOS" DE LOS "HOTROS"



"Una casa dividida contra sí misma no puede perdurar"
(Abraham Lincoln)

De la guerra de nervios previa hemos pasado al momento en que Rajoy ha optado por abandonar el juego de "El primero que se precipite, pierde" y ha movido ficha, anunciando la aplicación del artículo 155 de la Constitución en el plazo de la semana necesaria para cumplir con todos los requisitos legales que una iniciativa de tal gravedad exige. Cuenta con el respaldo del PSOE y de Ciudadanos, que han condicionado el modo en que se aplicará, buscando que el efecto traumático de una medida por ahora inédita sea el menor posible: deja la autonomía intacta, no toca las instituciones (aunque establece una suerte de tutela del gobierno central, que podrá vetar cualquier medida aprobada por el Parlament) y mantiene la estructura administrativa de la Generalitat, relevando a los cabecillas de la sedición de sus puestos, aunque incurre en un olvido aún subsanable: pretende imponerse al poder autonómico, pero deja intacto el municipal, previsible bastión de los independendentistas más recalcitrantes. ¿Qué va a pasar ahora?

El hombre de plasma y Cabezamocho ya no miran en la mis-
ma dirección. Otro romance imposible, otro desamor ...
Lo que la medida adoptada supone es un giro de 180º a la situación, y cambia el orden de los movimientos en esta -hasta ahora- soporífera partida de ajedrez en que la iniciativa, hasta ahora, ha sido de los independentistas. Es la reacción de estos la que hay que esperar, siendo la insumisión la más previsible, con una declaración de independencia rotunda y clara en vez de la "suspendencia" de la kafkiana sesión del Parlament del pasado 9 de octubre. Eso haría cerrar filas a los fanáticos de la secesión y crearía un clima de revuelta que haría harto difícil la aplicación de la medida adoptada por el ejecutivo, de cuya legalidad no cabe dudar, pero sí de su eficacia si no se acompaña del respaldo de la fuerza, algo a lo que el otro autista de esta película, Mariano, se viene resistiendo más que un hipster al rasurado.

El momento entraña una serie de peligros que solo se podrán sortear andando con pies de plomo. Le toca al ejecutivo improvisar, dada la inexistencia de precedentes en cuanto a la aplicación del 155, y el buscar el consenso con las fuerzas políticas mayoritarias -excluído Podemos, cuya demagogia facilona y critica populista a toda solución que no pase por facilitar el desmembramiento de España, según las órdenes recibidas de su amo Soros está asumida en el guión- puede ser un factor retardante de lo que haya que hacer. Y lo retardante puede ser un extra en la profilaxis sexual, pero va en contra de la prontitud y diligencia que exige la acción.

"Menos daña la mala ejecución que la falta de decisión"
(Baltasar Gracián)
Con todo, lo resolutivo de la medida adoptada el sábado por el Consejo de Ministros viene a satisfacer un clamor popular por poner fin a la pesadilla que viene viviendo el país desde que estos tardo-carlistas de las Junts per el Sí se echaron al monte (significado exacto del prefijo del apellido del president catalán, "Puig" completado encima con el redundante "De Mont") en compañía de los neo-batasunos de la CUP.

Sería irónico que el pusilánime Rajoy acabara adquiriendo a ojos del electorado la talla de un verdadero estadista al desperezarse de su somnolencia y hacer, al fin, algo. La resolución de esta crisis le proporcionaría un caladero de votos que podría exceder las más optimistas previsiones de sus consejeros. Ha conseguido tapar las vergüenzas de su partido, con más causas en los tribunales que la Mafia siciliana, los chanchullos de financiación que van saliendo a la luz -con la Gürtel como mascarón de proa-, la corrupción rampante, el austericidio de los recortes, los deshaucios, la amnistía fiscal a los defraudadores, la privatización de servicios públicos, la Ley de Montes a la que tan agradecidos están los pirómanos, el vaciamiento de la Caja de Pensiones, el rescate a fondo perdido a la Banca y la instrumentalización de la Justicia a la que entregaron los ordenadores de Bárcenas con los discos duros borrados 17 veces antes de taladrarlos a lo "Saw" (o "Hostel", que yo el cine-casquería no lo domino). En el orden institucional ha conseguido otorgar relevancia a ese dinosaurio mortecino que venía siendo el Senado, donde cuenta con mayoría absoluta y de cuya aprobación previa dependen las medidas con que se reconduzca la situación. Son las ventajas de jugar la partida con blancas, aunque no aprovechar la situación para recuperar las competencias de educación y seguridad para el gobierno central sería poner las bases para una futura reedición de esta crisis.

Subterfugio independentista para atacar disimuladamente a
los guardias civiles alérgicos al polen mientras se hace uno
pasar por un pacifista. Maquiavélico a tope.
Al otro lado del Ebro, Puigdemont tiene ahora la pelota en su tejado y tal como están las cosas puede arrasarlo teja por teja para encontrarse que la pelota está deshinchada y ya no da más de sí. Puede ceder a las presiones de los radicales, proclamar la independencia y atrincherarse en el Palau para jugar a ser Allende resistiendo con sus leales al deshaucio que le han anunciado (para lo que ha enviado previamente a su familia lejos de Cataluña), solo que está por ver si la ciudadanía catalana, por mucha programación "zombie" que se la haya administrado, está por jugársela por defender los sueldos y privilegios de la casta cínica y desvergonzada que le ha conducido a este abismo. O puede reponder al guiño que le lanzaba hace unos días Soraya Sáinz de Santamaría aprovechando esta última semana que le queda de legitimidad en el cargo y convocar elecciones para desempantanar la situación, lo cual sería el único gesto posible que le haría merecedor del título de "honorable" que detenta. Jugar a "o yo o el caos" sería de una irresponsabilidad suprema, y abocaría la situación a un indeseable derramamiento de sangre que pesaría sobre todos los actores de esta -por ahora- tragicomedia bufa.

Quién te ha visto y quién te ve, ex-músico concien-
ciado y ahora talibán a tiempo completo
De momento sigue siendo el Vladimir -el Es-tragón es obvio que es Junqueras, y el chiste no es nada meritorio- de "Esperando a Godot", que cuenta con que algún mediador surgirá y le permitirá negociar de igual a igual con el gobierno central. Sus sollozos de "¡Qué injusto es lo que me pasa!" resultan de un quejica infantiloide. Su declaración "La carta europea de derechos debería protegernos" obvia que opinar es libre, pero delinquir no, y debe tener consecuencias judiciales. Ya puestos podría reclamar que le protejan la Liga de los Hombres Estraordinarios, los Cuatro Fantásticos o Iron Man, pero acudir a Europa después de que el Torquemada de su partido, un irreconocible Lluis Llach, declarara, tras el apoyo de Juncker a la legalidad constitucional, que los "líderes europeos son unos cerdos", resulta un pelín esquizofrénico.

Esto es el final de la escapada, y puede vivirse con dignidad o en plan histeria drag-queeniana, que parece que es lo que va a ocurrir. Algún día podrá inspirar un musical tipo "Rocky Horror Picture Show", pero el dramatismo de la sobreactuación en el presente resulta no ya cursi, sino absolutamente fuera de lugar.



Aceptar el correctivo, confiar en una Justicia compasiva y no seguir por la senda de dilapidar la prosperidad previa de la Comunidad Catalana (de donde ya se han marchado 1118 empresas) no sería un trago tan amargo, sobre todo si la alternativa es resistir a sangre y fuego a la legalidad. Al fin y al cabo, el compromiso de los partidos constitucionalistas es convocar nuevas elecciones al cabo de un periodo máximo de seis meses, tal vez insuficientes para volver a la normalidad, pero que ofrecen un horizonte cercano para recuperar el pleno autogobierno.

Y tal vez para que los independentistas sensatos (quiero creer que los hay) descubran que no estaban tan mal, que usar tu idioma, ver respetadas tus tradiciones, tener peso en las decisiones de España, gozar de inversiones estatales, sentir el apoyo tanto en lo bueno (Olimpiada de Barcelona) como en lo malo (atentados de las Ramblas y Cambrils) de una nación tan cohexionada como la española, recuperar las ventajas de ser un destino turístico de primer orden, y tantas otras razones para la sensatez son preferibles al suicidio que les propone la mafia del 3 % por razones harto interesadas.


Las próximas horas dirán si se imponen la sensatez o el fanatismo. Y si la última palabra la va a tener el poder ejecutivo o el ejército, facultado por el artículo octavo de la Constitución para garantizar la integridad territorial de una nación española que no puede permitirse perder este órdago porque significaría, lisa y llanamente, su desaparición.

La suerte, esta vez sí, está echada. Aunque cabe todavía una maniobra de Puigdemont que enrevese las cosas: declarar la independencia a la vez que convoca unas elecciones que presentará como "constituyentes". Y ahí habrá logrado liarla de nuevo, en lo que viene siendo su estilo "groucho-marxista": como presidente aún en ejercicio sería un acto legítimo, ante el cual costaría mucho al gobierno de España justificar ante la UE la intervención programada de la Comunidad Autónoma. ¿Sería plenamente válida la convocatoria, con lo cual el veto previsto por la gestora que nombre el gobierno central sería, de producirse, un acto anti-jurídico por sus pretendidos efectos retroactivos? ¿Tiene autoridad legal el Senado para retrasar o paralizar un proceso electoral legítimamente convocado?



En el discurso que pronunció el sábado como respuesta al anuncio del Consejo de Ministros de que iba a aplicar el famoso artículo 155, Puigdemont declaró "Pediré al Parlament que fije la convocatoria de una sesión plenaria donde los representantes de la soberanía ciudadana, los elegidos por los votos de los ciudadanos, debatiremos y decidiremos sobre el intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia, y actuaremos en consecuencia". Si el cambio de hoja de ruta, además, se produjera este viernes, solapándose con la sesión del Senado que debe validar la medida del gobierno central, ya tenemos nuevo "impasse" en el que los expertos jurídicos tendrán que pronunciarse acerca de una situación absolutamente inédita.

El redactor de estas líneas, que, obviamente, no es un experto en Derecho Constitucional, pero sí se tiene por tal respecto al sentido común, entiende que el único modo de determinar la validez de una convocatoria de elecciones "in extremis" es considerar si se hace antes o después de declarar la independencia.

Ja tinc la quadratura del cercle. ¡Sóc collonut!
Si se hace antes, es válida y la votación deberá materializarse en la fecha que determine el President, sin interferencia ninguna del ejecutivo central, si bien ni puede considerarse constituyente ni puede conjugarse con una Ley de Transitoriedad declarada ilegal por el Tribunal Constitucional. De esas elecciones saldría un nuevo gobierno autonómico que tendría que encarar la situación creada (y que Dios les asista).

Si el anuncio de elecciones se hace después de la DUI, sería el acto de alguien que se ha autoproclamado presidente de un Estado inexistente, pretendiendo presidir también un parlamento que se habría extralimitado en sus funciones, y que al constituirse en Asamblea Constituyente ha perdido toda legitimidad, por lo que se trataría de una convocatoria ilegal que el gobierno español no tiene por qué respetar, algo que podría -y debería- explicar a la comunidad internacional, en particular a los mandatarios europeos que Llach califica de "cerdos" (y yo empezaría por ahí, por aquello de ganarme su voluntad).

Sí, diríase que está hablando de él (el lector de-
dirá quién de acuerdo con su postura personal)
Así que por muy listo que se sienta el Sr. "Monte del Monte", vamos a ver si es capaz de coronar su artimaña con la cuadratura del círculo que supondría hacer imposible distinguir si primero ha sido la DUI y luego la convocatoria de elecciones o viceversa. Ni con el astuto Mas, su Dr. Caligari entre bambalinas, ejerciendo de portavoz simultáneo para que los dos hagan ambas proclamas a la vez, en plan José Luis Moreno y Monchito discutiendo a dos voces, veo que la cosa vaya a salir (aparte de lo revelador que sería ver a Cabezamocho confirmando su condición de mera marioneta accionada por el maquiavélico ventrílocuo Artur, y de que éste tendría que meterle la mano por algún sitio).

Sin duda "Monte al cuadrado" se halla ya preparando un discurso todavía más enrevesado que el que pronunció el 9 de octubre, y que tendrá a toda España, de nuevo, analizando qué ha dicho, qué ha dado por sobreentendido, qué ha quedado a medio decir y qué diablos viene ahora.



NOTA PERSONAL FINAL: Al menos, podemos confiar en que lo que sí vendrá como respuesta es otro discurso vibrante y claro de mi musa particular, que es fácil deducir quien es. Aunque me dará igual si no resulta vibrante y claro. Como si se sube a la tribuna y se pone a cepillarse los dientes, hacer malabares o mirar fijamente a cámara con la expresión maligna de los niños de "El pueblo de los malditos". A mí me tiene ganado de antemano. Salvo votarla, haría lo que fuera por ella ...

La única figura de todo el sarao que da la talla como líder.

(posesodegerasa)

LA MENTIRA DE LA CATALUÑA "HISTÓRICA"



En el año 777, España o Al-Andalus está ocupada prácticamente toda por los árabes. El Califa de Zaragoza, Solimán el Arabí, se ve amenazado por el Emir Abderramán I que pretende apoderarse de Zaragoza, motivo por el que solicita el apoyo del rey franco, Carlomagno, a cambio de firmar un pacto de “marcar” los territorios Carolingios (la Francia actual) y los del Imperio de Al-Andalus de Hispania. Con este pacto, Carlomagno cruza los pirineos hacia el sur y amplia sus dominios en Hispania (por ello la “Marca Hispánica”), en este lado de la cordillera Pirenaica, y a demás crear una serie de fortalezas militares con el fin de frenar el avance Musulmán hacia lo que es la Francia actual.

Aprovechando Carlomagno el pacto con el Califa Solimán el Arabí, conquista a los musulmanes las plazas de Gerona, Barcelona, Urgell, Besalú, Conflent, los Valles y así hasta nueve condados. Estos condados formaron la conocida como “Marca Hispánica” franco-carolingia y fue gobernada por Carlomagno y sus descendiente en la corona francesa desde el año 801 hasta que el rey de Francia, Luis IX, firmara el Tratado de Corbeil con el Rey de Aragón, Jaime I, en el año 1258, momento en que estos condados franceses (hoy Cataluña) que formaban la Marca Hispánica pasan a ser feudatarios del Rey de Aragón.

Así las cosas, en el siglo VIII los condados (hoy catalanes) de la “Marca Hispánica” pasan de ser territorios musulmanes a soberanía francesa (franco-carolingia). Desde el 801 al 1258 los condados catalanes de la Marca Hispánica son feudatarios y vasallos del rey de Francia.

En la nueva Marca Hispánica carolingia (801), generalmente la población conquistada aceptó a los nuevos dominadores con escasa resistencia y en algunos casos mejorando su situación en comparación con la que tenían bajo el mandato de los gobernantes hispano-visigodos y la de los musulmanes. Sus habitantes aceptaron sin reparo las nuevas leyes Carolingias al igual que los matrimonios de los nativos de la Marca Hispánica con los francos. Esto marcaria una fuerte influencia Carolingia por la dependencia cultural y religiosa de los centros ubicados en tierras francesas.

Para gobernar estos territorios, los reyes francos designaron condes, unos de origen francés y otros autóctonos, según criterios de eficacia militar en la defensa de las fronteras y de lealtad y fidelidad a la corona. Inicialmente la autoridad condal recayó en los señores locales de la Marca, pero los intentos de convertir sus demarcaciones en señoríos hereditarios obligó a los carolingios a sustituirlos por condes de origen francés.

Los profesores R. D’Abadal y F. Codera afirman que tras esta combinación étnica creada en los Condados de la Marca Hispánica del 801 entre los francos (franceses) y los autóctonos, surgiría una combinación de cultura hispano-francesa y desarrollarían un mosaico de dialectos del Provenzal. El latín vulgarizado con alguna aportación árabe, mallorquina y valenciana, iba a recibir una aportación del provenzal que sería determinante en la configuración final de la lengua lemosina que se consolidaría como catalana con la “Renaixença” del siglo XIX, cuatro siglos después del siglo de Oro de la Lengua Valenciana (siglo XV).

La inexistencia política de Cataluña durante la conquista de Valencia en 1238, ya que eran territorios de la corona francesa de escasa relevancia poblacional, sin instituciones ni estructura política ni idiomática, hace del todo punto imposible que tuviera papel alguno en la construcción del nuevo Reino cristiano de Valencia.

Es precisamente con Jaime I, en 1258, veinte años después de la conquista de Valencia (1238) cuando Aragón incorpora a su reino los condados franceses que hoy conocemos como Cataluña con la firma del referido Tratado de Corbeil con el Rey San Luis IX de Francia. No existe documento alguno de los años 1200, 1210, 1235, 1258, 1300 etc, que aparezca documentada Cataluña como tal, ni como reino, nación o estado. En el propio tratado de Corbeil, los condados catalanes franceses se describen individualmente cada uno de ellos sin que exista agrupación o estructura superior que pueda fundamentar otra realidad política.

El Tratado de Corbeil (1258), escrito en latín y comienza con las palabras: “Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor de Aragón, de las Mallorcas y de Valencia, Conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc... son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcasona, Tolosa, Narbona, etc....”.

La “corona” o “Confederación catalano-aragonesa” son, pues, una mentira más del nacionalismo romántico y fantástico del siglo XIX que intenta sustentar sus sueños neocoloniales en figuras jurídicas y políticas que nunca existieron.

Por ello la historia nos da documentos incontestables, todos, en los que cuando hace referencia a los reyes hispanos, habla de “Rey de Aragón, Rey de Valencia, Rey de Mallorca y Conde de Barcelona …”. Lo demás, como digo, ciencia-ficción o sea, mentira.

RESUMIENDO:

1.- Los romanos ocupan Hispania en el siglo II antes de Cristo y la actual Cataluña –que entonces no existía- pertenecía, junto con media Hispania, a la Provincia “Tarraconensis” o “Citerior”.

2.- Los árabes ocupan Hispania y en el año 709 conquistan Valencia y en el 717 Barcelona. En el año 1010 se constituye el reino Independiente de Valencia o Balansiya separándose del Califato de Córdoba. Los árabes dominaron Valencia hasta 1238 en que Jaime I instaura el Reino cristiano de Valencia.

3.-Los árabes están en Barcelona y en el resto de condados hasta el 801 en que los francos (actuales franceses) la unen como “Marca Hispánica” al Imperio carolingio y hacen de ellos unos condados fronterizos (por ello son “marca” fronteriza). La dominación francesa dura 450 hasta el tratado de Corbeil 1250 en que el Rey francés, San Luis IX, cede a Jaime I de Aragón los condados franceses de la parte española y Jaime I le cede a Luis IX los condados aragoneses de la parte francesa. Esa es la síntesis de lo firmado en el documento cuya importancia radica en que se firmó 29 años después de la reconquista de Mallorca y 20 años después de la del Reino de Valencia.

4.- Cataluña NUNCA ha sido un estado ni nación, ni reino. Ni siquiera un Principado. Tampoco un condado. Los condados catalanes fueron nueve y el título de Conde que ostentan los Reyes aragoneses es el de Barcelona.

5.- Cataluña, antes y después de los episodios que relata el nacionalismo catalanista como origen de la falsa “corona catalana” o “catalano-aragonesa”, NUNCA ha tenido estructura ni física ni política ni si quiera para ser tenida como una simple región hasta que en 1521 Carlos I los declarara como provincia.

6.- La actual Cataluña NUNCA ha gozado de soberanía propia porque sus soberanos no han sido otros que los Reyes de Francia, de Aragón y de España en los últimos 1.200 años. Y antes, visigoda y romana. La supuesta “nación catalana” surgida –según los nacionalistas- a principios del siglo XII no es más que fruto de la invención. En el último milenio, pues, los catalanes han sido franceses y españoles. Y antes de ser franceses pertenecían a la España romana y visigoda.

8.- El Reino de Valencia es 900 años LATINO y 530 años MUSULMAN. De ahí que la Lengua Valenciana tenga la mayor parte de su base idiomática en el latín de los conquistadores romanos (900 años) y una gran y rica aportación árabe (530 años).

9.- Los condados “catalanes” fueron 900 años LATINOS; 84 años MUSULMÁNES y 450 FRANCESES. Lo que nos lleva indefectiblemente a concluir que sobre la misma base latina que el resto de lenguas romances europeas, el catalán carecía de la aportación árabe de la que goza el valenciano y, por el contrario, tiene durante casi 5 siglos (450 años) la aportación occitano-provenzal francesa. Esta es la razón de que en Cataluña utilicen tantos términos franceses como el “gairebé”, “mercí” o “merces”, “donç”, “si us plau”, o “petit” todos importados del provenzal fruto de su dependencia y vasallaje a la corona francesa durante casi cinco siglos.


10.- Mientras Valencia ha sido una provincia hispanorromana y un Reino hispano-árabe, y posteriormente un Reino perteneciente a la Corona de Aragón y a la Corona Española, las tierras catalanas fueron parte de una provincia hispanorromana (hasta el 801), francesa (hasta el 1258) y aragonesa y española desde 1258 hasta hoy. NUNCA HAN SIDO UNA NACIÓN NI HAN GOZADO DE SOBERANÍA PORQUE NO HAN SIDO UN REINO.

Juan García Sentandreu, escritor y jurista
(Visto en http://jgsentandreu.blogspot.com.es/)

CATALUÑA Y LOS PLANES DEL CLUB BILDERBERG PARA ESPAÑA



La siguiente información fue difundida por la periodista Cristina Martín en el año 2015 en su libro “Los planes del Club Bilderberg para España”. Ya lo advirtió Cristina muy claro hace dos años, este club de psicópatas del poder y el control quiere crear una España Federal para debilitar el país y van a utilzar a Cataluña como laboratorio para ello.

La periodista Cristina Martín Jiménez es una de las más importantes expertas mundiales en el Club Bilderberg. Hace ahora justamente dos años publicaba su quinto libro sobre el club, 'Los planes del Club Bilderberg para España', en él que desvela algunas de las oscuras estrategias que los más poderosos del mundo tienen prepraradas para nuestro país. Por ejemplo, utilizar el polvorín catalán para forzar la creación de una España federal.

Dice que el objetivo ha sido preservar la hegemonía de Occidente. ¿Existe algún grupo similar en Oriente (formado por Rusia, China …)?, ¿y dentro de Occidente algún grupo rival de Bilderberg?

No hay nada similar ya que la manera de ver y organizar el mundo, la política y las sociedades es muy distinta en Occidente y en Oriente. Hay un foro parecido al de Davos en China, el Bo´ao, y también está el Asia Society, pero Bilderberg es otra cuestión.

Usted dice que son masones, anticatólicos y antipatrióticos… Sin embargo, también se les atribuye un acusado carácter derechista, neoconservador y ultracapitalista, parece incompatible, ¿no?

Son masones, anticatólicos, antipatrióticos, antinacionalistas y más allá de ultracapatilistas. No tienen nada de conservadores pues pretenden cambiar el mundo. Hay que tener en cuenta que el dinero y el poder no son incompatibles con nada. El dinero y el poder no son ni de derechas ni de izquierdas, ni comunistas ni capitalistas. Bilderberg lleva el capitalismo a los extremos, traspasando todos los límites. Comencé investigando al grupo desde un punto de vista político y acabé comprendiendo que es una cuestión propiamente humana. Lo que ha movido al hombre desde el origen es el poder, el ansia de conquista, de avasallar y dominar al otro, de convertirlo en esclavo de los fines de un puñado de codiciosos.


¿Quién ocupa la cúspide de jerarquía del grupo? ¿Henry Kissinger, David Rockefeller, algún europeo?

El alma del grupo es David Rockefeller, que ha sido premiado por sus miembros con la medalla por la construcción de un mundo feliz.


¿Ha habido algún cable de wikileaks relativo a Bilderberg?

Sí, pero son muy antiguos, relativos a los orígenes del Club.

Son partidarios de establecer un Nuevo Orden Mundial, ¿en qué consiste?, ¿quieren acabar con los estados nación? En tal caso, ¿eso no genera resistencias en los propios estados nación?

Henry Kissinger es el teórico principal del Nuevo Orden Mundial. Él vino a España en 1973, dos días antes del magnicidio de Carrero Blanco, para “vender” los beneficios de adherirse a su plan. Públicamente Kissinger afirmaba que el Nuevo Orden Mundial consistía en un equilibrio de naciones que desembocaría en el final de las guerras y en un planeta seguro. Pero la estrategia real era acabar con las soberanías nacionales y transferirlas a entidades supranacionales, como la Unión Europea, que acabarían dirigidas por miembros de Bilderberg. Significaba acabar con la democracia, con las libertades, que serían transferidas a un gobierno mundial. Para que el plan funcionara había que colocar a políticos títeres de Bilderberg en los gobiernos de las naciones y eso es lo que ha estado ocurriendo en Europa, EEUU, Ucrania, Irak, Latinoamérica. En el año 2010, el bilderberg Javier Solana dijo que “Europa es el laboratorio del posible gobierno mundial”. La UE es una de sus criaturas, como la Troika, el mecanismo único europeo, el euro. Mientras haya políticos y jefes de estado que se vendan, las naciones no se resistirán al Nuevo Orden Mundial porque los ciudadanos desconocen lo que está ocurriendo.

¿Buscan la demolición de las raíces cristianas de Occidente?, ¿por qué?

Porque son masones mundialistas y la masonería ha estado desde el origen contra el cristianismo. Los miembros de Bilderberg pretenden una revolución cultural de carácter nihilista. Nuestra civilización actual es el culmen de los valores democráticos que nacieron en Grecia y que posteriormente fueron sintetizados por la ley romana y moralizados por el cristianismo. Bilderberg pretende acabar con todo ello e inventar un nuevo mundo, una nueva cultura en el que no existan los valores religiosos, el pensamiento no valga nada y la moral no tenga sentido. Quiere implantar un pragmatismo relativista donde el ser humano sea esclavo del ahora, de lo que en cada momento convenga a un gobierno único dirigido por ellos.

Dice usted que Obama y todo su gabinete son Bilderberg, y que Bilderberg tiene vocación de mantener la hegemonía de Occidente, ¿cómo explicar entonces el nuevo tratado de comercio con el Pacífico, el más importante de la Historia?

En 2010, cuando todo el mundo cayó bajo el hechizo de Obama, yo denuncié la mentira que era este líder artificial en mi tercer libro y este desapareció del mercado. Revelé que ese Nobel de la Paz nos traería la guerra y mire como estamos hoy. El nuevo tratado de comercio es la respuesta de Bilderberg contra el avance de China. Han hecho lo imposible por integrarla al Nuevo Orden Mundial, pero como no han logrado someterla, le han declarado la guerra económica. El tratado, que afecta al 40% del PIB mundial, es un gobierno económico, comercial. Las leyes que contiene han sentado las bases del comercio mundial y China, que era el imperio naciente y amenazante, está fuera.

¿Ha tenido o tiene algún papel Bilderberg en el conflicto de Siria?, ¿y en la creación del Estado Islámico, tal y como se ha dicho?

Tal como se dice no. Bilderberg ha creado las condiciones para que aparezca el Estado Islámico con las primaveras árabes. Se ha dado las trazas de crear la situación para que nazca la yihad islámica. ¿Persigue Bilderberg la guerra total y definitiva contra el Islam? Lo veremos. Lo que está claro es que lo más beneficioso para el grupo es que siempre haya guerras, así es como se forjan los imperios. Ya las reuniones de los noventa se vivieron con gran inquietud al comprobar cómo la OTAN perdía protagonismo pues el conflicto con la URSS estaba bajo mínimos. Hace cinco años vaticiné que estábamos en la III Guerra Mundial, cuestión que analicé en profundidad en mi libro anterior. Hace unos meses lo afirmó el Papa Francisco, luego el Rey de Jordania y ahora el presidente de la Duma rusa. El mundo entero está en guerra.

Ud tiene por escrito que el plan de Bilderberg para España comienza en 1968 y que “busca una desaparición del estado español para transferir la soberanía nacional a una supranacionalidad. Entiendo que este plan es el previsto para todos los países y no sólo para España, ¿no?

Así es, pero por la cobardía y mezquindad de los políticos, gobernantes y jefes de estado españoles, aquí el plan ha funcionado de forma muy rápida y a la perfección.

Dice que a Carrero Blanco lo asesinaron porque era “anglófobo y patriota, católico y antimasón”. Y que Kissinger le confesó, cuando Carrero le advirtió que España estaba cerca de conseguir el arma nuclear, que “cuando España es importante es peligrosa”. ¿A qué podría estar refiriéndose el Secretario de Estado?, ¿cuándo ha sido España poderosa desde el siglo XVII?

La afirmación de Kissinger ocurre en un momento histórico muy particular. Es el 19 de diciembre de 1973, un día antes del magnicidio, y estamos en plena Guerra Fría. Entonces solo había dos países importantes: EEUU y URSS porque tenían la bomba atómica. Carrero Blanco era el director del proyecto español para conseguir el arma nuclear y Kissinger le pidió que se adhiriese al Tratado de No Proliferación. El presidente del Gobierno se negó y le explicó que lo que pretendía Franco con el artefacto era que España tuviera algo que decir en el panorama internacional, que fuera importante. Entonces Kissinger le replica que “cuando España es importante es peligrosa”. Veintitrés horas después, Carrero salta por los aires. Por cierto, cuando Franco recibe la noticia exclama: “¡Han sido los masones!”. Sería el cuarto presidente del Gobierno asesinado por masones.

Dice Ud que “España no puede sacar la cabeza, y durante estos 40 años, cada vez que España ha sacado la cabeza ha ocurrido algo”. ¿Podría concretar?, ¿se refiere al 11-M?, ¿tuvo Bilderberg algo que ver?

A mí me gusta hablar con documentos, es decir, como en este libro en el que incluyo documentos desclasificados por la CIA y la NSA que hablan por sí solos y explican la historia oculta y desconocida de España. Sin duda, el 11-M es un pozo de sospechas. Desaparecen los trenes, las pruebas, los supuestos autores son un tanto inverosímiles… Y ocurre en un momento en el que geopolíticamente España empieza a ser importante. La vemos tomar decisiones junto a EEUU y Gran Bretaña en las Azores. Esto no gusta nada a rivales franceses y alemanes fuertes en Bilderberg … Es un asunto muy dudoso y realmente los españoles no sabemos lo que ocurrió. Quizá algún día me decida a investigarlo a fondo.

Dice su libro que “Henry Kissinger y Giscard d'Estaing, destacados Bilderberg, actuaron activamente en nuestra política”. ¿Ha sido España un país que haya estado en el objetivo de Bilderberg más que otros?, ¿por qué? Somos una potencia media, de menos de 50 millones de habitantes y de una influencia limitada internacionalmente …

Ellos no olvidan lo que fuimos capaces de hacer. Somos el primer imperio moderno y aunque pueda parecernos un hecho lejano en realidad no hace tanto que ocurrió. Somos los descendientes de aquellos hombres que descubrieron un nuevo mundo cambiando el planeta para siempre. Y además, España es el punto geoestratégico más importante para EEUU. Somos la puerta a tres continentes y dos mares. Hace unos días el ministro de Defensa dijo que España es un portaviones en mitad del Atlántico. ¿Le parece poco importante para un mundo en guerra?

Ud sugiere incluso que “el desmantelamiento del tejido industrial en los 80; la desaparición de los altos hornos de Bilbao y Sagunto, que mermó significativamente la fuerza arrolladora de la nación” fue una indicación de Bilderberg, ¿por qué esa obsesión con España?, ¿ha ocurrido con otras naciones?

Insisto en nuestra historia, en lo que somos capaces de hacer. Y lo estamos haciendo de nuevo. ¿Quién está sacando a España de la crisis? ¿La Troika? ¿Los bancos? ¡Los españoles! Con su coraje, su sacrificio y su perseverancia, a pesar de la falta de ejemplaridad y de la corrupción de nuestros gobernantes. Son lo peor que tenemos. Creo que no los merecemos.

Usted dice que el PSOE, y en particular Pedro Sánchez, es la apuesta del club para España … ¿no sería más coherente que fuera el PP, más afín a la cosmovisión del club? ¿O es que, en realidad, el objetivo es desestabilizar España?

Hay que entender que una vez que se traspasa el umbral de Bilderberg no hay derechas ni izquierdas, PP o PSOE sino que se habla y se trabaja en otros términos, en términos de globalización, de geopolítica, de poder total. La globalización es el imperialismo del siglo XXI.

El hecho de que al final Pedro Sánchez acabara rechazando la invitación, ¿no podría perjudicarle en un futuro?, ¿no puede haber represalias?

Pedro Sánchez nunca rechazó la invitación del Club. Lo que se dijo y se publicó es una estrategia de su gabinete. Según mis fuentes, Pedro Sánchez asistió a la reunión en Austria. ¿Qué candidato a presidente de un gobierno en su sano juicio deja plantado a Bilderberg?

Sobre el asunto del separatismo catalán, ¿qué dice Bilderberg?, ¿cómo ha actuado?

En el año 1991, el entonces presidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, fue invitado a la reunión que el Club celebró en la ciudad alemana de Baden-Baden, sobre las laderas de la Selva Negra. El líder nacionalista catalán no les gustó nada y no lo volvieron a invitar. Y es que nacionalismo es una palabra maldita en Bilderberg. El mítico relaciones públicas de la entidad, el príncipe Bernardo de Holanda, no se cansó de repetir en las reuniones que “es difícil reeducar a la gente que ha sido educada en el nacionalismo. Es muy difícil convencerlos para ceder su soberanía a favor de una institución supranacional”. Para la oscura entidad, los nacionalismos son peligrosos porque chocan de frente con su anhelado objetivo de implantar un gobierno mundial.

El pasado 20 de julio, Artur Mas recibió a una poderosa y discreta comitiva en el Palau de la Generalitat, la avanzadilla de Bilderberg formada por los miembros españoles de la Comisión Trilateral, un apéndice del Club fundada en 1973 por el mismo creador, David Rockefeller. Entre los trilateristas visitantes se encontraban Antonio Garrigues Walker, presidente del bufete Garrigues y socio de Rockefeller, que asegura que ambas entidades constituyen “el cerebro del mundo”; Alfonso Cortina, vicepresidente en Europa de Rothschild y asesor de la firma de capital riesgo TPG; Pedro Miguel Echenique, físico y consejero del Gobierno vasco de Carlos Garaikoetxea; e Ignacio Polanco, presidente del grupo Prisa. Aquel día supuso el fin de Mas, aunque él no fuera consciente.


El golpe final es la manipulación que Bilderberg está haciendo en secreto del proceso de independencia para rematar lo que comenzó hace cuarenta años con la I Transición y que continuó al obligar a Juan Carlos a abdicar e inaugurar la II Transición: construir una España a la medida de la elite global y no de los españoles, ya sean catalanes, leoneses o vascos. La estrategia de Bilderberg es utilizar el polvorín catalán para forzar la creación de una España federal.

¿Es cierto que preparan para España un “modelo a la belga”, esto es, una monarquía federal?

Sí, una monarquía federal en una España federal.

(Fuente: https://gaceta.es/; visto en Despertares)

domingo, 22 de octubre de 2017

LAS SALUDABLES PARODIAS DE "SAVE CATALONIA"


La consigna de Soros: ni una revuelta pro-NWO sin su video lastimero. Lo
que no contaba es con el contraataque de la legión de los jocundos que, aun-
que anárquica e informal, existe. ¡Vaya si existe! Y sabe oponer a su falsa
revolución de las sonrisas la saludable revolución de las carcajadas.

Frente a la situación de crispación generada por el desafío secesionista y la institucionalización de la mentira ("postverdad" le llaman los modernillos) como herramienta de acción política, este -todavía- país cuenta con un arma de eficacia probada: el humor. Afortunadamente, no somos serios. Y era cuestión de tiempo que el tramposo, manipulador y plagiario "Salva Cataluña; hunde a Europa (o algo así)" se viera ridiculizado merced al probado ingenio de españolitos de a pie que no pierden ocasión de echarse unas risas aún a costa de lo más dramático. Particularmente significativo es que uno de los videos que se toman a choteo el histrionismo de la afectada y robótica actiz Anna Maruny (gran futuro el suyo en el cine de terror) venga justamente de TV3. Y es que, como he repetido en numerosas ocasiones, los del norte y los del sur del Ebro nos parecemos tanto que separarnos sería un sinsentido.

Cierro la breve selección (las redes ofrecen mucho más, y esto no ha hecho más que empezar) con un video que desmonta con rigor las falsedades de "Save Catatonia (o algo así)":